Pensamientos Aleatorios

La introducción de R

This site contains affiliate links that may help pay for our daily Ramyeon. Please read our Privacy Policy for more information.


Hoy me gustaría presentarles a todos ustedes a R, mi compañera adicta a los doramas coreanos. Después de años de compartir nuestros doramas y canciones K-pop favoritas, aceptó unirse oficialmente a este blog a principios de 2019.

Desde entonces, ella ha sido la principal responsable de la parte de medios de nuestras publicaciones. Estoy muy emocionada de finalmente presentarla oficialmente a todos ustedes.

Bueno, en realidad, dejaré que se presente ella misma. Llevátelo R.


Hola a todos, soy R tratando de escribir una introducción decente. Sean conscientes que escribir no es mi fuerte, así que tengan paciencia conmigo aquí.
Esta introducción es para hacerles saber cómo me presentaron por primera vez al mundo de K-Dramas y K-Pop. No era más que una joven muchacha cuando supe por primera vez sobre la existencia de estas series mágicas.

Fue a través de un chat de Skype con mi hermana mayor. Había tropezado con algunas series coreanas, les gustaron tanto que procedió a contarme sobre ellas y me dijo que las vea también.

Web Hosting

Su primera recomendación para mi, fue que viera una película coreana llamada “He was cool”. Siendo criada para escuchar siempre a mis mayores, rápidamente lo hice. No hace falta decir que me encantó la película y quería más.

En la siguiente conversación con mi hermana, compartió conmigo un sitio que podía visitar y me mostraría todas estas series con pequeños resúmenes de lo que se trataban. Se suponía que debía hacerle clic en una serie que me despierte interés y así poder verla.

Sin embargo, las dos no tomamos en cuenta que vivía en un país impopular y que dicho país estaba restringido para acceder a los videos. Sin embargo, pude leer los resúmenes que me ayudaron a elegir mi primer dorama coreano.

The Girl who still chose K-Dramas


“Personal Taste”, también conocido como “Preferencia Personal”, fue el primer drama que elegí. Ahora todo lo que tenía que hacer era encontrar un sitio para verlo. Con la ayuda de mi hermana encontré uno rápidamente y así comenzó la alegría.

La velocidad de Internet volvió a ser otro obstáculo por sí solo. Pero tenía un propósito; un destino que cumplir, por así decirlo. No iba a ser detenida por una coneccion de Internet lenta.

Al crecer viendo telenovelas y los interminables episodios de drama que vienen con eso, me sorprendió gratamente lo corto que fue este dorama. Me encantó cómo no se demoró demasiado en un problema y cómo tiró de las cuerdas del corazón lo suficiente como para mantenerme enamorada de todos los personajes.

Si mi memoria no me falla, vi “Boys before Flowers” después. No estaba tan emocionada con el dorama como muchos de mis co-fanáticos de K-drama. Lo que me ayudó a superarlo fue la pareja “So-Eul”. Estoy viendo videos de ellos hasta hoy en día.

Por lo tanto, no debería sorprenderles que mi próximo drama incluyiera a Kim Bum. Elegí “The Woman who still wants to marry”. Después de eso, fue más o menos un dorama tras otro.

So beautiful my K-Pop

Mi adicción al K-pop era otra cosa. Comencé a escuchar el OST de “You’re Beautiful” después de haber visto el dorama. En aquel entonces pensé que eso era todo: “Eso es lo más lejos que me meto a este abismo”.

Lo bueno para mí en aquel entonces, todavía no tenía idea de la profundidad de este abismo antes mencionado. Entonces, fui a toda velocidad y simplemente me deslicé más y más profundo.

Comenzando con Ft.Island (o debería decir Lee Hong Gi), Lee Seung Gi y luego el primer grupo de chicos del K-pop. B2ST o BEAST, si quieres. Entré justo en la era de “Ficción”. ¡Qué tiempo para estar viva!

Como hacen todos los buenos fans del K-pop, comencé a forzar todas mis listas de reproducción coreanas a los oídos de mis amigos. No conseguí que ninguno de ellos estuviera tan inmerso en el género como yo. (Cúlpenme por mi emoción desbordante que probablemente los asustó).

Sin embargo, tuve éxito en algún nivel. Todos mis amigos cercanos tienen al menos una carpeta entre sus listas de reproducciónes llamada “Canciones coreanas”. Son las pequeñas victorias las que cuentan. 🙂

Do you know Annyeonghaseyo?

Otra cosa que pronto despertó mi interés fue el idioma coreano. Siempre me han fascinado los idiomas.

Después de mirar el alfabeto coreano una tarde, me sorprendió lo sencillo que era. Con un poco de práctica, pronto pude leer frases e incluso garabatear algunas propias.

Lamentablemente, hasta el día de hoy, todavía no puedo entenderlo todo. Me culpo a mí misma, ya que no he tomado los pasos necesarios para aprender más. Pero espero que algún día pueda mantener una conversación completa en coreano.

Eso fue de mi… por ahora….

-R

La introducción de R

Web Hosting

A %d blogueros les gusta esto: